Cómo debería ser mi foto de perfil en Linkedin

La foto del perfil es fundamental, diría el primer ítem obligatorio a cubrir para que tu estrategia dentro de Linkedin sea eficaz.

Sin fotografía tu perfil nunca estará desarrollado al 100% y, por tanto, ni tus búsquedas serán tan eficaces ni tu perfil aparecerá en todos los resultados de búsqueda que podría.

LinkedIn ofrece como resultado un listado donde solo incluye tres apartados:

1. Tu nombre

2. Tu titular profesional

3. Tu foto

En base a estas tres informaciones, tu futuro cliente o reclutador tomará la decisión de hacer clic en tu perfil para saber más sobre ti.

A continuación una lista de ejemplo de tipo de fotografías que debemos evitar:

Y fotografías que podemos tomar como referencia de composición:

  • El encuadre influye.
  • Los colores y el entorno influyen.
  • La luz influye.
  • Tu postura influye.
  • La cercanía o lejanía ante la cámara influye.
  • Tu expresión influye.
  • Tu ropa y accesorios influyen.
  • La presencia de más personas o animales influye.

 

Por otro lado, la mayoría de nosotros tenemos un apellido muy común, en nuestra cultura latina abundan los García, los Pérez, los Vicente, los Fernández…sin fotografía, ser encontrado por antiguos colegas o compañeros de estudios será mucho más complicado.

Así mismo, la fotografía humaniza el perfil y nos comunica que detrás hay una persona. Los perfiles sin fotografía, llegan a tener 20 veces menos tráfico que aquellos con fotografía y, la primera condición, para generar oportunidades profesionales, es que visiten tu perfil.

Ten en cuenta que desde Febrero de 2017, en que Linkedin cambió el diseño del perfil Linkedin, la fotografía ha de tener un tamaño de 400 x 400 píxeles, y un peso máximo de 8 megas. Estas características se mantienen también en 2018.

Ver más en Inge Saez | Exprimiendo Linkedin

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
×