Cuando el primer filtro de la selección de CVs lo hace un Algoritmo hay poco lugar para excepciones
27/03/2020
¿Qué puedo hacer por mi Marca Personal durante la cuarentena?
02/04/2020

Las 6 preguntas que provocan más incomodidad en una entrevista laboral

¿Por qué  dejaste la empresa donde trabajabas?

Muchos candidatos no presentan de manera clara y objetiva las razones por las cuales dejaran su último trabajo. Muchos se sienten incómodos al decir que fueron despedidos y terminan inventando una historia.

Sin embargo, un consultor de reclutamiento más experimentado profundizará las preguntas y descubrirá la pequeña mentira – lo que seguramente será perjudicial para el proceso de selección. Ser despedido no es una falta de mérito para nadie, es algo normal. Lo mejor es decir la verdad y explicar las razones para tu salida, si se trató de una reducción de costos o porque la empresa quería un profesional más barato en ese momento.

 

¿Por qué  quieres cambiar de trabajo?

Piensa con anticipación qué responderás y estructura algo objetivo para decirle al reclutador. No expongas al actual empleador, hablando mal de diversos aspectos. Pero no hay problema al decir que no te adaptaste a la cultura de la empresa - y especificar algún punto con relación a eso - o incluso justificar tu salida por el deseo de crecer en tu carrera.

 

¿Podemos conversar en inglés?

Este es el momento en que ese “inglés fluido” de tu curriculum desaparece y no queda una sola palabra en la memoria para una conversación rápida con el headhunter. No sirve decir que manejas fluidamente un idioma cuando en realidad tienes un nivel intermedio. Eso solo le genera expectativas al entrevistador y al candidato la pequeña mentira le termina cerrando puertas. ¿Quién querrá contratar a alguien que no es transparente desde la entrevista de trabajo?

¿Cuáles son mis debilidades?

Muchos candidatos responden rápidamente que no tienen debilidades. Es una señal de que la persona no está asumiendo que debe mejorar sus competencias profesionales. Lo cierto es que nadie debe creer que está en ese nivel, siempre hay algo que mejorar.

¿Cuáles son tus pretensiones de sueldo?

Eso ha cambiado, pero aún existen muchas personas que se sienten incómodas al hablar de sueldos. Pero es importante ir a una entrevista de trabajo con un número en mente.

Nosotros damos una sugerencia: si el sueldo no es un factor motivador para ti, ok, pero debes mencionar a partir de cuánto una oportunidad puede interesarte. Eso ayudará al reclutador a saber qué ofertas de trabajo puede compartir contigo. Para que tengas en mente un valor coherente con tu cargo y sector, revisa la Guía Salarial Robert Half.

► PROPUESTA DESTACADA

 

SI LE PUEDE SERVIR A UN CONOCIDO ... ¡ COMPARTELO !
CONOCÉ NUESTRO SERVICIO
//]]>