La importancia de las habilidades no tan “blandas”

Hace varios años venimos hablando de la importancia que tiene contar con profesionales que puedan desarrollar sus “habilidades blandas” en los distintos ámbitos laborales y equipos de trabajo. Pero sin duda, el nuevo perfil de profesionales en el marco de la transformación digital potenciada por la pandemia nos volvió a poner en agenda este tema, repensarlas y sumar otras.

Pero ¿qué son las habilidades blandas? ¿Para qué son importantes? ¿Y cuáles son hoy las más importantes?

Según explica Cecilia Rodríguez Casey, licenciada en Psicología y directora de la consultora Rodríguez Casey & Asociados, en este contexto crítico que algunos llaman postpandemia queda claro que las habilidades que antes llamábamos blandas hoy tendríamos que renombrarlas ya que poco tienen de blandas. La resiliencia una de las principales habilidades que vino a recordarnos la fortaleza que tenemos los seres humanos frente a situaciones adversas, inesperadas e incluso de dolor y de pérdida. Nos reconocimos más fuertes de lo que creíamos, hemos crecido y nos hemos fortalecido al atravesar una crisis sin precedentes similares en las últimas décadas.

Esta crisis aceleró la necesidad de la digitalización, por lo que todos nos vimos empujados a aprender lo que no sabíamos para afrontar nuestro día a día laboral o de estudio e incluso para realizar trámites sencillos que pasaron a ser únicamente remotos. Aprender y desaprender todo tipo de cosas es una habilidad que también se hizo necesaria y será cada vez más requerida, ya que este mundo volátil, incierto, ambiguo y complejo no dejará de ser así”, argumenta.

Facebook
Twitter
LinkedIn
× Contacto