Lo virtual llegó para quedarse

Por la Lic. Vanesa Andrada

Hoy quiero compartir con ustedes un breve análisis sobre la virtualidad que, si bien no nació en el año 2020, se instaló abruptamente dada las circunstancias que ya todos conocemos.  De repente todo lo que hacíamos de manera presencial: trabajo, estudios, cursos, compras, terapia…pasó a modo virtual sin escala. 

Considero que muchas de estas actividades convivirán en un híbrido por diversas razones. Hay quienes se resisten a la virtualidad, por más excelente y novedosa que sea la experiencia virtual, algo del contacto piel con piel o cara a cara que sigue siendo irreemplazable. Veremos qué sucede… (o lo verán ustedes) con el avance de la inteligencia artificial y, al menos en nuestro país, falta mucho para que la virtualidad se instale efectiva y masivamente.

Pero hoy me gustaría enumerar tres buenas razones para incorporar la virtualidad como una modalidad válida, efectiva y deseable.

Efectividad: si la tecnología acompaña la efectividad es igual o mejor que la modalidad presencial.  En las empresas, por ejemplo,  han reportado que sus colaboradores incrementaron su productividad, desterrando el temor de que la gente sin supervisión presencial se dedicará a jugar en línea o tomar mates.

Uso del tiempo: disminuye la cantidad de horas bisagra entre una actividad y otra que generaba el traslado presencial. Si termino de trabajar a las 18 h, puedo tomar la clase de francés 18.30 h. porque solo tengo que “loguearme”.

Acá surge una alarma… ¡Cuidado con la sobrecarga de actividades porque no puedo estar ocho mil horas conectado! Pero esto es un tema para otro artículo: la gestión del tiempo y las emociones.

Un refugio para los introvertidos: este punto puede ser polémico, pero hay que reconocer que una gran parte de la población tiene este rasgo de personalidad y aprecia la disminución de intercambios de pares que genera la virtualidad.

Esto son algunos de los puntos más relevantes, seguramente iremos descubriendo más a medida que la virtualidad vaya ganando terreno ¿Ustedes qué piensan de la virtualidad? ¿La disfrutan, la padecen o es indistinto? ¿Qué impacto relevante tuvo en sus vidas a partir del 2020? Les dejo estas preguntas… que obviamente pueden responder a través de los canales virtuales…

Facebook
Twitter
LinkedIn
× Contacto